Clinica Dental Bonadent | Calle Martín de los Heros 78, 28008 Madrid

Horario : Lunes a Viernes 9:30 - 21:00 Urgencias
  Contacto : 91 549 7094

Protesis Dental Madrid

Clínica dental donde ofrecemos protesis dentales en Madrid en la que nos dedicamos a atender esmeradamente a nuestros pacientes. Estudiamos cada caso con detalle para dar el mejor diagnóstico, al tiempo que ideamos las soluciones que más se adapten al presupuesto de cada paciente.

Como parte de ellos, puedes elegir entre múltiples alternativas y nuestros profesionales te acompañarán en todo momento para asesorarte en cada paso del proceso y aclarar cualquier duda o inquietud. Te ofrecemos facilidades de pago y financiación a 12 meses sin intereses en todos nuestros tratamientos, con atención personalizada y de calidad.

Comprar prótesis dental en Madrid

Si has perdido piezas dentales, es necesario reemplazarlas a la mayor brevedad posible. Su ausencia continuada puede traer consecuencias perjudiciales desde varios puntos de vista, como por ejemplo:

  • Tener una apariencia antiestética.
  • Entorpecer el habla.
  • Provocar la movilización de las piezas dentales restantes.
  • Desalinear los maxilares.
  • Dificultades para ingerir y digerir alimentos. 

Hoy en día es muy sencillo adquirir prótesis dentales y sus tipos y variedades son muy diversas. Por lo tanto, es seguro que podrás encontrar aquella que se ajuste a tus necesidades y preferencias, tanto desde el punto de vista funcional como del estético. 

Así mismo, la gran variedad de materiales en las que se pueden elaborar las prótesis dentales las hacen accesibles y adaptables a cualquier presupuesto. Solo debes dirigirte a nuestra clínica, la cual cuenta con esta especialidad médica.

Ventajas de las prótesis dentales

Adquirir y usar prótesis dentales puede traer consigo muchas ventajas. Algunas de ellas son: 

  • Conservar la estructura de la mandíbula. Se debe a que permite evitar que los dientes sanos se movilicen para llenar los espacios que quedan libres por los dientes perdidos. También evita que se inclinen o crezcan de forma incorrecta. 
  • Recobrar la capacidad de masticar. Tener todos los dientes garantiza masticar adecuadamente toda clase de alimentos. Por lo tanto, es posible tener una dieta variada y nutritiva, así como buena salud en general.
  • Previene la apariencia envejecida. La cual se produce por el hundimiento de la boca en las zonas donde faltan dientes. 
  • Facilita la comunicación. Porque hace posible pronunciar correctamente las palabras y hacerse entender con claridad.
  • Evita el desgaste excesivo de los dientes sanos. Ya que cuando hay menos piezas dentales en la boca, la fuerza que se ejerce en los restantes al momento de comer, se incrementa.
  • Se mejora la autoestima. Se vuelve a tener la confianza de comer y reír en público, de forma natural y segura. 

 Desventajas de las prótesis dentales

A pesar de todo, las prótesis pueden presentar algunas desventajas, las cuales es bueno conocer para evaluar la conveniencia de recurrir o no a este tipo de soluciones, en caso de necesitarlas. Algunas de ellas son:

  • Pueden ser incómodas. Algunos pacientes manifiestan sentirse raros o incómodos con el uso de algún tipo de dentadura postiza. Sin embargo, en la mayoría de los casos esto suele ser común únicamente durante los primeros días de uso. 
  • Presentan limitaciones para masticar algunos alimentos. Si se trata de alimentos muy crujientes, pegajosos o duros es posible que el uso de la dentadura postiza resulte doloroso o incómodo. En ocasiones, hasta puede ocasionar que se desajuste o se salga.
  • Pueden causar irritación. Debido al roce de esta con la encía, principalmente al comer o al apretar los dientes. Pueden presentarse úlceras bucales muy molestas que indiquen la necesidad de ajustar o limarla.
  • Requiere cuidados. Con frecuencia, deben asearse con productos especializados y con procesos diferentes a los empleados en el aseo bucal de dientes naturales.

Tipos de prótesis dentales

Son muy diversos los tipos de prótesis que se pueden usar para reemplazar los dientes naturales. A continuación te mencionamos los 2 tipos principales:

Prótesis dentales removibles

Este tipo de prótesis se pueden poner y quitar cada vez que sea necesario. Generalmente, están elaboradas en materiales como metal, porcelana, resina, acrílico o circonio. Para que la fijación sea firme, deben anclarse a las piezas dentales que aún conserva el paciente.

Las de este tipo permiten rehabilitar la arcada superior porque incluyen una pieza plástica de color rosa pálido que recubre el esqueleto de la prótesis. Su finalidad es evitar molestias en el paladar.

Además, son las más económicas, por lo que resultan la alternativa más recomendada para pacientes con un presupuesto limitado. Del mismo modo, resultan convenientes para quienes no pueden someterse a un tratamiento de colocación de implantes por razones médicas.

Estas suelen ser menos estéticas que otras opciones y limitan la fuerza de la mordida. Por lo general, su ajuste, aunque puede llegar a ser bastante bueno, no es perfecto o total. 

Para los pacientes de avanzada edad, es posible que resulten particularmente desventajosas, ya que los problemas de encías, que afectan el ajuste, son propios de esta etapa vital. 

Prótesis dentales fijas

Las prótesis fijas conocidas también como permanentes o definitivas son aquellas que no se pueden poner y quitar regularmente. Quedan en la cavidad bucal de forma continua, mediante la ayuda de implantes.

Los implantes se fijan al hueso maxilar y sobre ellos se coloca la dentadura artificial como si se tratara de un tornillo. Cumplen a la perfección la función natural de los dientes, como absorber los movimientos y la presión en el proceso de masticación.

Es una solución altamente eficiente, al punto, de permitir al paciente recuperar al 100% sus funciones bucales. No causa molestia alguna. Incluso, algunos pacientes olvidan que llevan pieza postizas en la boca. 

La salud de las encías y los huesos maxilares es elemental para la aplicación de este tipo de tratamiento. Igualmente, el procedimiento para su colocación implica cirugía, por lo que el proceso podría extenderse alrededor de las 12 semanas.

Lo mejor de este tipo de dentaduras es que pueden durar para toda la vida, su apariencia es muy natural y permiten recuperar completamente la correcta función bucal. Todo ello, gracias a que la fijación es fuerte y los materiales emulan, casi con total exactitud, el verdadero aspecto del diente.